CST refuerza campaña sobre los peligros de guiar ebrio

(Foto/Suministrada)

SAN JUAN – Durante las fiestas navideñas y de fin de año, el riesgo de verse involucrado en un choque automovilístico aumenta considerablemente, motivo por el que la Comisión de Seguridad en el Tránsito (CST) redobla esfuerzos para concienciar una vez más a la ciudadanía sobre los peligros de conducir bajo los efectos de bebidas embriagantes, así como de sustancias controladas, anunció el director ejecutivo de la dependencia, Luis Rodríguez Díaz.

“Nada se compara al temor de recibir la ominosa llamada que avisa que un ser querido está involucrado en un choque de tránsito. A pesar de que la transportación vial hoy día es de las más seguras, cuando entra en juego el elemento del consumo de alcohol en exceso, un vehículo de motor puede convertirse en un arma mortal para los usuarios de nuestras carreteras y un conductor puede convertirse en un homicida. En Puerto Rico las circunstancias de un choque fatal puede ser una combinación de distintos factores, por ejemplo, una fatalidad puede ser clasificada como conductor intoxicado por alcohol, pero también pude ser el resultado de exceso de velocidad, por no utilizar el cinturón de seguridad o ir distraído. Nuestra consigna en la Comisión para la Seguridad en el Tránsito es concienciar a cada ciudadano que guiar borracho es un crimen por el que va a ser arrestado”, puntualizó el director ejecutivo de la CST.

“Los días de fiesta navideños, en puente con el fin de año, son fechas en las que abundan las celebraciones, y ocurren también muchos choques en las carreteras. Es responsabilidad de cada uno el no permitir que la fiesta se salga de control al ingerir alcohol en exceso, así como sustancias controladas que van a afectar el desempeño al volante de un vehículo de motor”, advirtió el funcionario.

Según las estadísticas de la CST, el 2021 terminó con 266 muertes, mientras que el 2022 hubo 71 fatalidades menos en las carreteras. “Nuestra meta para el 31 de diciembre de 2023 es colaborar intensamente con la Policía de Puerto Rico, las guardias municipales y todos los organismos de seguridad ciudadana para que la gente sepa que todos tenemos que poner de nuestra parte para preservar vidas en nuestras calles y carreteras”, subrayó Rodríguez Díaz.

Datos del Negociado de Tránsito la Policía arrojan que desde el 2006 los choques fatales en las carreteras anualmente superan las 200 muertes, principalmente entre las edades de 20 y 60 años que fallecieron por no seguir las reglas de seguridad vial, entre las cuales se pude mencionar, guiar a exceso de velocidad, no utilizar el cinturón de seguridad y, particularmente, guiar bajo efectos de bebidas embriagantes. En el año 2022 se reportaron más de tres mil arrestos de conductores intoxicados. Además, las estadísticas recopiladas casi al cierre de este año 2023 indican que se han perdido 288 vidas en las carreteras de la Isla.

El Capítulo VII de la Ley 22-2000 de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico advierte que la persona que sea detectada guiando borracha será detenida y enfrentará un riguroso proceso de ley, especialmente si acontece el agravante de haber producido la muerte de una o más personas.

La CST provee la siguiente información vital que todo ciudadano responsablemente debe conocer:

  • La ley prohíbe que personas menores de 18 años ingieran alcohol y, por tanto, conduzcan en estado tóxico.
  • Está prohibido por ley que conductores entre 18 a 20 años y conductores de vehículos pesados, oficiales y motoras, manejen con una concentración de 0.02% de alcohol o más.
  • También esta proscrito que mayores de 21 años conduzcan con una concentración de alcohol en sangre de 0.08% o más.
  • No se puede transportar un envase abierto que contenga 0.5% o más de alcohol por volumen.
  • Ocasionar alguna lesión corporal o daño permanente a una persona por conducir bajo los efectos del alcohol conlleva una pena fija de 18 meses de cárcel.
  • Ocasionar la muerte de otra persona por conducir bajo los efectos de alcohol es un delito grave y conlleva una pena fija de 15 años en la cárcel.

“La gran diferencia entre la vida y la muerte, entre la libertad y 15 años de cárcel, está en que uno conozca sus límites y ponga en práctica medidas que le protejan a usted mismo, a sus familiares y amigos”, aconsejó Rodríguez Díaz. “Nuestra recomendación es que haga su plan antes de salir a celebrar. Si va a beber, pase la llave. Identifique a un conductor designado que no beba alcohol ni use sustancias. Utilice un servicio de transporte alterno como un taxi, un conductor contratado por internet, un familiar o persona de confianza que lo venga a buscar. Que ninguna familia esta Navidad pase por el dolor de perder un ser querido por culpa de un conductor borracho. Que usted no mate a un inocente y termine preso, o pierda su propia vida. Esa es la meta con la que deseamos recibir un año nuevo, feliz y próspero”, concluyó Rodríguez Díaz.

Por otro lado, también se les exhorta a que respeten los límites de velocidad, utilicen el cinturón de seguridad tanto conductores como pasajeros, además, el asiento protector para menores entre las edades de 0 a 8 años y un dispositivo de manos libres mientras conducen para realizar o recibir llamadas y no textee. Cedan el paso a los peatones y compartan las carreteras con ciclistas y motociclistas.

Para más información sobre esta campaña, leyes, estadísticas y otros datos relacionados, acceda a la página cibernética seguridadeneltransito.com y a las redes sociales de la Comisión de Seguridad en el Tránsito en Facebook, Instagram y X.

The post CST refuerza campaña sobre los peligros de guiar ebrio first appeared on Periódico Presencia.

The post CST refuerza campaña sobre los peligros de guiar ebrio appeared first on Periódico Presencia.

Powered by WPeMatico

Ir a la fuente
Author: José Rafael Hernández